Inicio

El Proyecto “Armonización de la legislación penal en la lucha contra el crimen organizado en Centroamérica y República Dominicana”, se puso en marcha en el año 2011. Fue llevado a cabo por la Secretaría General del SICA en colaboración de la Conferencia de Ministros de Justicia de los Países Iberoamericanos (COMJIB) y con el apoyo del Fondo España-SICA, movidos por el interés común de promover una armonización legislativa para brindar los instrumentos legislativos necesarios que impidan los espacios de impunidad debidos a las actuales diferencias en la legislación sustantiva y procesal. En 2014 comenzó la tercera fase, esta vez con financiación de la Unión Europea, pasando a llamarse “Armonización de la legislación penal para combatir eficazmente el crimen organizado en Centroamérica”.

Durante la primera fase, tuvo lugar la definición y formulación del proyecto.

SICA y COMJIB convocaron dos talleres en San Salvador, con el fin de respaldar una propuesta relativa a la Armonización de la normativa Regional Centroamericana en la lucha contra la delincuencia organizada y comprometerse. En estas dos reuniones quedaron definidos los tipos penales e instrumentos procesales regionales.
En junio de 2011 el proceso se vio impulsado en la Conferencia internacional para el apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica, en Guatemala.

La segunda fase comenzó a finales de 2011 y, hasta principios de 2014, se estuvo trabajando en la elaboración y aprobación de los instrumentos jurídicos regionales.

Se constituyó un Consorcio formado por las Instituciones de los países de la región, y se nombró un Punto Focal como representante por cada una de ellas.

Comenzó un proceso de socialización, poniéndose en marcha un Plan de Difusión del Proyecto contando con los Jefes de Prensa de las instituciones del Consorcio.

Varios expertos de la COMJIB realizaron una gira de reuniones, talleres y actividades de difusión por los países implicados, reuniéndose con Puntos Focales, funcionarios, Universidades y oficinas de prensa para socializar a nivel nacional e identificar las fortalezas, debilidades y riesgos a tener en cuenta en la ejecución de esa fase.

Se implicó también a los Parlamentarios de los países implicados, dándoles a conocer los tipos sustantivos y penales definidos en los talleres y reuniones celebrados, así como el Marco Normativo Armonizado, validado por las máximas autoridades de las instituciones del Consorcio, con el fin de ajustar la legislación de cada país al mismo y contribuir al conocimiento de los resultados del Proyecto.

En diciembre de 2012 comienza la elaboración de una propuesta, para cada país, de adaptación de la legislación nacional al Marco Normativo Armonizado,  luego fueron contrastadas en distintos talleres nacionales con los actores relevantes del sector justicia. Durante 2013 tuvieron lugar dichas adaptaciones con la asesoría técnica de COMJIB.

El  Convenio Centroamericano de Cooperación Reforzada en Materia de lucha contra la criminalidad organizada preparado por la COMJIB, fue impulsado junto con la Orden Centroamericana de Detención y los Procedimientos de Entrega entre los países miembro (elaborada en Antigua, en 2012), convocando a los integrantes del Consorcio Institucional y a los representantes de las Cancillerías.

En la tercera fase, con financiación de la Unión Europea, se definen nuevos tipos penales que serán trabajados para próxima aprobación.

En una reunión del Consorcio Institucional en mayo de 2014 en San Salvador, se definieron nuevos tipos penales: delitos de medioambiente, ciberdelincuencia, contra el patrimonio histórico, femicidio, delitos contra la propiedad intelectual, sicariato, secuestro, extorsión y desaparición forzada de personas.

En noviembre de ese mismo año, e Granada, Nicaragua, se reunieron los Puntos Focales del Consorcio Interinstitucional del Proyecto para iniciar la 3ª fase (esta vez con financiación de la Unión Europea) con la celebración del Taller sobre la “Definición de criterios de armonización regional de nuevos tipos penales”, con el objetivo de definir los primeros criterios de armonización de los nuevos tipos penales que se sumarán a los ya establecidos en el Marco Normativo Armonizado, y en torno a los cuales se adaptarán posteriormente las legislaciones nacionales de cada Estado miembro.

Sobre la base de los debates y acuerdos generados en este Taller, COMJIB definirá y desarrollará los borradores de documentos de criterios de armonización para que sean trabajados, debatidos y aprobados por el Consorcio en un Taller a celebrarse en los próximos meses.